Museo de Almería, un museo solidario

Desde el pasado mes de diciembre el Museo de Almería lleva realizando talleres en los hospitales de la provincia con el objetivo de acercar el arte a los niños y niñas hospitalizados. Hasta septiembre se llevarán a cabo un total de cinco talleres. Carmen Álvarez, una de las encargadas de realizar estas actividades junto con Cristina Gómez y Francisca Alcalá, nos cuenta lo que está suponiendo este proyecto para ella.

 

Francisca Alcalá en el Aula Hospitalaria

El proyecto  Pequeños Rupestres  se encuentra enmarcado dentro el programa educativo del Museo de Almería. Se trata de una apuesta firme por acercar el propio museo y el legado patrimonial de la provincia a niños y niñas hospitalizados a través de la realización periódica de una serie de talleres didácticos. Una bonita iniciativa que trata de ir más allá, llevando ilusión y creatividad a las aulas hospitalarias de centros sanitarios almerienses como el Hospital Torrecardenas, el Hospital del Poniente en El Ejido y el Hospital de Huercal Overa. Por unas horas niños y niñas se trasladan al pasado para vivir una experiencia inolvidable que nos permite a todo el equipo poder legarles el mejor de los patrimonios: una sonrisa. Poder ver como niños y niñas transforman el cansancio, la tristeza ,…. en risas e ilusión, es algo que nos hace sentir realmente satisfechos.

Cristina Gómez en la unidad de Diálisis infantil

Desde el Museo de Almería estamos comprometidos a hacer del Museo un lugar mejor, capaz de traspasar sus muros para hacer llegar a todos y a todas la prehistoria, el arte y la cultura almerienses.

Carmen Álvarez en la unidad de Diálisis infantil

Particularmente este proyecto me provoca sentimientos que hacía mucho tenía olvidados , siendo  sanitario y gustándome mucho mi trabajo, el cual  desarrollé durante más de 22 años. El volver a trabajar en un hospital   con niños y niñas tan especiales y con sus familias me hace sentir plena y satisfecha.

Gracias.

Artículos relacionados

Compartir