Home >> Mundo de Mujeres >> Entrevistamos a Gabriela, nutricionista del área oncológica del Hospital
Entrevistamos a Gabriela, nutricionista del área oncológica del Hospital

¿Que le impulso a enfocar su vida a la nutrición hospitalaria?

-Yo era tecnóloga de alimentos y tras estudiar un máster me ofrecieron trabajar en el hospital y me gustó. Desde hace unos años me interesaba todo lo relacionado con la onco nutrición. La relación entre la dieta, la salud y la enfermedad. Y en niños hago unas visitas y me dedico más afondo con ellos. Vengo cuando hay ingresos principalmente y por lo menos me paso una vez a la semana, y si hay niños hospitalizados me paso casi todos los días.

¿Cómo es el trabajo?

-La verdad que me encanta, porque la gente tiene muchos mitos sobre la alimentación o están muy desorientados sobre lo que tienen que comer, incluso los mismos médicos y pediatras. Ellos están más formados en cuanto al tratamiento médico farmacológico que a la alimentación. También los padres agradecen muchos que haya alguien que se dedique a la alimentación.

¿Como se toman los padres tu intervención dentro de todo el proceso?

-La mayoría lo afronta bien, pero algunos si que es cierto que piensan que tienen los conocimientos suficientes y que saben hacerlo por sí mismos e intentan mantenerte al margen.

¿Que pautas les das para cuando los pacientes se van a casa?

-Les voy regulando por escrito lo que tienen que tomar en cada comida. Les pongo los alimentos que deben consumir en el desayuno, qué deben llevarse al cole que sea saludable. En la comida su alimento proteico, su hidrato de carbono, su vitamina, y verdura, fruta y postre. Y lo mismo con la merienda y la cena. También les doy consejo sobre qué deben hacer cuando el niño tenga nauseas, vómitos, diarreas o estreñimiento o cuando tienen alteración de la percepción de los sabores y para todo ello les voy dando consejo para cada síntoma. Los niños no siguen una dieta normal, la que deberíamos consumir todos.

¿Qué diferencias existen en la alimentación de un enfermo oncológico adulto y un niño?

-Los padres de los niños se castigan mucho pensando que han alimentado mal a sus hijos. Y se les enseña a como tienen que hacerlo para poder tener una alimentación que ayude al niño. En el caso de los adultos los que se quedan en el hospital son los que están más enfermos y la intervención es de manera distinta, porque ya se encuentran en un avanzado estado de desnutrición y de la enfermedad y lo que el paciente requiere es la nutrición por sonda o por vía parenteral, entonces la alimentación pasa a un segundo plano. Lo ideal sería que cuando te dieran el diagnóstico estuviera el nutricionista al lado para que te explique como actuar desde el momento que la enfermedad es diagnosticada.

¿Cuál es el mayor miedo que tienen los pacientes con respecto a la dieta?

-Al azúcar principalmente, porque piensan que el alimente el tumor, que es un mito. El tumor necesita energía para vivir y oxigeno, pero que la puede obtener de otros alimentos ingeridos en exceso, no porque tomes azúcar vas a tener un tumor más grande. De hecho no tomar esos azúcares o hidratos de carbonos que necesitan las células para poder funcionar van a echar mano de las reservas y la musculatura y te vas desnutriendo o bien porque no como o porque el tumor te va desnutriendo porque necesita energía.

¿Qué consejo les da a los chicos que están ingresados?

-Una dieta sana, con un método que se llama el plato saludable y si pueden salir de la habitación y dar pequeños paseos para evitar la pérdida de la masa muscular.

El Autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Sobre Colornews

    Colornews es el diario digital del aula hospitalaria del Hospital Viergen de las Nieves de Granada.
  • Archivos

  • Inicar sesión

    Recordarme
  • logo colornews
Top